El próximo martes, Obama dará un anuncio en donde probablemente tenga que justificar ante la opinión de millones de personas por qué invadirá Siria y tal vez su discurso ya lo hayamos escuchado.

Uno piensa que habría que darle muchas vueltas a un discurso para poder justificar una intervención armada, que habría que encontrar una razón específica y bien sustentada para poner en riesgo miles de vidas, sin embargo, acá abajo se darán cuenta de que la justificación oficial para las invasiones norteamericanas son circulares, repetitivas y casi siempre cínicas.

Pero no se confunda lector, el hecho de que sean cínicas y repetitivas no quita que apelen a valores muy básicos y bien arraigados en el imaginario de millones de estadounidenses.  No habría que preocuparnos de por qué los presidentes sigan aduciendo las mismas razones para invadir otros territorios, deberíamos preguntarnos por qué a millones de personas aún les hace sentido este tipo de argumentos.

Sin más, aquí les presentamos cómo fue que los presidentes estadounidenses justificaron las invasiones más importantes, y resaltamos esas partes más cínicas, más consistentes en este tipo de discursos que, tal vez, el martes volvamos a escuchar.

Libia:

Éstas son las razones que dio Obama:

Primero, estamos haciendo todo lo posible para proteger a los ciudadanos estadounidenses. Ésta es nuestra máxima prioridad. Como dije la semana pasada, condenamos enérgicamente el uso de la violencia en Libia.

Como dijo un ciudadano de Libia “Nosotros sólo queremos vivir en paz como seres humanos“ Sólo queremos vivir en paz como seres humanos. Ésta es la más básica aspiración y es la ue dirige este cambio. A través de esta tranformación, Estados Unidos continuará posicionándose por la libertad, por la justicia, y por la dignidad de toda la gente.

Irak

Éstas son las razones que dio Bush hijo:

Mis queridos connacionales, en este momento, fuerzas de coalición estadounidenses se encuentran en el inicio de una operación militar para desarmar a Iraq, para liberar a su gente y para defender al mundo de un gran peligro.

En este conflicto, Estados Unidos enfrenta a un enemigo que no tiene miramientos por las convenciones de la guerra o las reglas de la moral.

Quiero que los estadounidenses y el resto del mundo, sepan que las fuerzas en coalición harán un esfuerzo para evitar que ciudadanos inocentes salgan lastimados. Entramos a Iraq respetando a sus ciudadanos, a su gran civilización y a la fe que profesan. No tenemos ninguna ambición en Iraq otra que remover la amenaza y restaurar el control del país a su propia gente.

La gente de Estados Unidos  y nuestros aliados no vivirán bajo la amenaza de un régimen fuera de la ley, que amenaza la paz con armas de destrucción masiva.

Dios bendiga a nuestra nación y a todos los que la protegen.

Afghanistan 2001

Éstas son las razones que dio Bush hijo:

Bajo mis órdenes, la milicia estadounidense ha comenzado una serie de ataques contra los campos de entrenamiento de Al-Qaeda y las instalaciones militares de del régimen talibán de Afganistán.

Al destruir estos campos y cortar las comunicaciones, haremos más difíciles para la red terrorista entrenar nuevos reclutas y coordinar sus planes malignos.

Al mismo tiempo, la gente oprimida de Afganistán conocerá la generosidad de Estados Unidos y de sus aliados.  Al mismo tiempo que atacamos objetivos militares enviaremos comida, medicina y víveres a la gente que sufre hambruna, a los hombres, mujeres y niños de Afganistán. Estados Unidos es amigo de la gente afgana, y somos amigos de casi mil millones de personas que practican la fe islámica.

Somos una nación respetuosa. Sin embargo, como hemos tenido que aprender, tan abrupta y trágicamente, no puede haber paz en un mundo de terror imprevisible. En cara a la nueva amenaza de hoy, la única forma de conseguir la paz es perseguir a aquellos que la amenazan.

Nosotros no buscamos esta misión, pero nosotros la llevaremos a cabo.

A la batalla se le unen varios frentes. No dudaremos, no nos cansaremos, no temblaremos y no fallaremos. La paz y la libertad prevalecerán.

Bosnia:

Éstas son las razones que dio Clinton:

Debo decir, para empezar, que el papel de Estados Unidos no será el de pelear una guerra. Será el de ayudar a la gente de Bosnia a asegurar un acuerdo de paz. Nuestra misión será limitada, focalizada y bajo el mandamiento de un un general estadounidense.

Después de muhco derramamiento de sangre y pérdidas humanas, depués de actos tan indignantes y de la brutalidad tan inhumana, comenzaremos un esfuerzo extraordinario para que la gente de Bosnia salgan de su pasado y comiencen a construir un futuro pacífico.

En Bosnia, esta terrible guerra ha puesto ha prueba nuestros intereses y ha contrariado a nuestras almas. Afortunadamente, podemos hacer algo al respecto. Lo digo de nuevo, nuestra misión será clara, limitada y alcanzable. La gente de Bosnia, la OTAN, y la gente alrededor del mundo, miran ahora a Estados Unidos en busca de liderazgo. Ésa es nuestra responsablidad con los estadounidenses.

Kosovo: 1999

Éstas son las razones que dio Clinton:

Actuamos para proteger a miles de personas inocentes en Kosovo de una avanzada militar ofensiva. Actuamos para prevenir una guerra más amplia, para desactivar un barril de pólvora en el corazón de Europa que ha explotado ya dos veces en este siglo con resultados catastróficos. Actuamos para permanecer unidos a nuestros aliados en busca de la paz. Actuando ahora, mantenemos nuestros valores, protegemos nuestros intereses, e impulsamos la causa de la paz.

Éste es el reto que nosotros y nuestros aliados enfrentamos en Kosovo. Es por eso que actuamos ahora, porque nos interesa salvar vidas inocentes; porque nos interesa evitar una guerra más cruel y más costosa; y porque nuestros niños necesitan y merecen una Europa estable, pacífica y libre.

Dios los bendiga a ellos y a Estados Unidos.

Granada: 1983 

Éstas son las razones que dio Reagan:

Entonces, por qué estamos ahí. Bueno, aquí está la respuesta, para traer paz a Líbano y la vital estabilidad a Medio Oriente. Con ese fin, las fuerzas multinacionales fueron creadas, para ayudar a estabilizar la situación en Líbano hasta que un gobierno libanés pueda ser establecido y el ejército libanés pueda ser mobilizado para restaurar la soberanía libanesa sobre su propio petróleo mientras se retiran las fuerzas extranjeras.

Nuestra misión es ayudar  a los libaneses a ordenar su propio país, pero no debemos hacerlo por ellos. Sé también que una parte mucho más cerca de nuestras costas está también en nuestras mentes: Granada (el país).

Estas pequeñas y pacíficas naciones necesitan nuestra ayuda. Tres de ellas ni siquiera tienen ejército, y las demás tienen fuerzas muy limitadas. La legitimidad de sus necesidades, más mi propria preocupación por nuestros ciudadanos dictó esta decisión. Creo que nuestro gobierno tiene una responsabilidad para ir y ayudar a sus ciudadanos, si su derecho a la vida y a la libertad se ven amenazados.

No voy a pedir que recen por lo muertos, porque ellos ya están a salvo en los brazos amorosos de Dios y más allá de toda necesidad de nuestras oraciones. Quisiera pedirles a todos ustedes, en donde sea que estén en esta bendita tierra, que recen por estos jóvenes heridos y que recen por las valientes familias de aquellos que dan su vida por la libertad.

Panama:  1989

Éstas son las razones que dio Bush Padre:

Mis queridos ciudadanos, anoche envié a nuestras fuerzas militares a Panamá. Ningún presidente toma esta acción a la ligera, esta mañana les quiero decir qué hice y por qué lo hice.

Por cerca de dos años, los Estados Unidos, naciones de Lationamérica y del Caribe han trabajado juntos para resolver la crisis en Panamá. El objetivo de los Estados Unidos ha sido salvarguardar las vidas de los estadounidenses, defender la democracia en Panamá, combatir el tráfico de drogas, y proteger la integridad del tratado del Canal de Panamá. Se han hecho muchos intentos para resolver esta crisis a través de la diplomacia y las negociaciones. Todos estos han sido rechazados por el dictador de Panamá, el General Manuel Noriega, un presunto traficante de drogas.

Estados Unidos está ansioso por trabajar con la gente de Panama en alianza y amistad para reconstruir su economía. Los panameños quieren democracia, paz, y la oportunidad de construir una mejor vida, más digna y más libre. Las gente de Estados  Unidos sólo quiere ayudarlos en la búsqueda de estas nobles causas.

Muchas gracias.

Irak: 1991

Éstas son las razones que dio Bush Padre:

No tenemos ningún argumento para la gente de Iraq. De hecho, para los inocentes atrapados en el fuego en este conflicto, ruego por su seguridad.

Nuestra meta no es conquistar Iraq, es la liberación de Kuwait. Tengo esperanzas de que alguna manera la gente de Iraq pueda incluso ahora convencer a su dictador que debe renunciar a las armas, abandonar Kuwait, y dejar que Iraq misma se reuna como familia a las naciones de la paz amorosa.

Esta noche mientras nuestras fuerzas pelean, ellos y sus familias están en nuestras oraciones. Dios los bendiga a todos y cada uno de ellos, y las fuerzas en coalisión que pelean de nuestro lado en el Golfo y que Él continúe bendiciendo a nuestra Nación: Estados Unidos de América.

Somalia: 1993

Éstas son las razones que dio Bush Padre:

¿Por qué seguimos aquí? ¿Qué estamos tratando de lograr? ¿Cómo es que una misión humanitaria se tornó violenta? ¿Y cuándo volverá nuestra gente a casa?

Estas preguntas merecen respuestas directas. Empecemos recordando por qué nuestras tropas fueron a Somalia en primer lugar. Fuimos porque sólo los Estados Unidos podían ayudar a detener una de las más grandes tragedias de nuestros tiempos.

Necesitamos más armamento, más poder aéreo, para asegurar que nuestra gente está a salvo y que podemos hacer nuestro trabajo.

Mientras estamos dando pasos militares para proteger a nuestra propia gente y ayudar a las Naciones Unidas a mantener un ambiente seguro, debemos perseguir nuevos esfuerzos diplomáticos para ayudar a los somalíes a encontrar una solución política a sus problemas. Ése es el único camino que puede persistir, dado que la solución al problema de Somalia no es militar, es político.

Dejen expresar mis agradecimientos y mi profunda simpatía a las familias de los jóvenes estadounidenses que fueron asesinados en Somalia. Mi mensaje a ustedes es que su país está agradecido, así como el resto del mundo y la basta mayoría de los somalíes.

Nuestra misión de ahora en adelante es aumentar nuestra fuerza, hacer nuestro trabajo, traer a nuestros soldados de vuelta a casa.

Gracias y Dios bendiga a Estados Unidos.

Vietnam: 1973

Éstas son las razones que dio Reagan:

Entendamos de inicio que la pregunta frente a nosotros no es si algunos estadounidenses están a favor de la paz o en contra de ella. La pregunta que discutimos ahora mismo no es si la guerra Johnson se ha convertido en la guerra de Nixon.

La gran pregunta aquí es ¿cómo podemos ganar la paz estadounidense?

Esta noche yo no les digo que la guerra en Vietnam es la guerra para terminar a todas las guerras. Pero sí digo esto, he iniciado un plan que terminará esta guerra que nos acercará más a un gran objetivo al que se ha dedicado Woodrow Willson y cada uno de los presidentes estadounidenses en nuestra historia, el objetivo es de la justa y permanente paz.

En todas esas guerras, que costaron millones de vidas, imperaron las justificaciones y las medidas más cínicas.