Más gospel y menos segregación, a cincuenta años del discurso de Martin Luther King

Cincuenta años han pasado desde que Martin Luther King pronunciara su famoso discurso a la sombra del monumento a Lincoln, hoy recordamos sus palabras, su canto político.

Muchos rumores corrieron alrededor de la frase “I have a dream“. Unos dicen que los asesores y amigos de King le dijeron que elminara la frase pues era muy cursi. Otros dicen que ni siquiera la había escrito pero que alguien detrás de él le había gritado “Come on King, tell’em ‘bout the dream“. Sin embargo, tiempo después, King declararía que aquello del sueño vino a su mente porque era exactamente lo que sentía al estar rodeado de tantas personas que buscaban su misma causa.

El caso es que el discurso que, hace cincuenta años, diera Martin Luther King, fue un momento crucial para el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos. Las palabras de King resonaron por toda la unión americana y no podríamos explicarnos los movimientos políticos de los años sesenta y setenta sin ellas.

Un cheque que había que cobrar.

La excelente retórica del discurso del doctor King radica en su poder para invocar las ideas de Abraham Lincoln para actualizarlas.

Hay que recordar que en 1863, Abraham Lincoln, firmó la proclamación de Emancipación que daba libertad a todos los esclavos en Estados Unidos. Luther King inicia su discurso  rememorando ese momento, y recordando también que esa proclamación trajo luz a las esperanzas de millones de esclavos negros.

Sin embargo, dice Marthin Luther King,

“cien años después, los negros aún no son libres. Cien años después, la vida de los negros se ve tristemente mermada por las barreras de la segregación y las cadenas de la discriminación. […] Cien años después, los negros siguen languideciendo en los rincones de la sociedad americana y se encuentran a sí mismos exiliados en su propia tierra“.

Así, King recordó que, tanto la proclamación de Emancipación como la Declaración de Independencia Norteamericana hicieron una promesa, “firmaron un cheque“ que decía que a todos los hombres se les garantizarían “derechos innegables de Vida, Libertad y la búsqueda de la felicidad“.

Es por esos que el doctor King decía que las autoridades norteamericanas y algunos de sus ciudadanos “en lugar de honrar tan sagrada obligación, le han dado a los negros un cheque sin fondos“. Ese día, 28 de agosto de 1963, Luther King fue a cobrar ese cheque.

Un sermón con gospel y política 

El discurso de Luther King está lleno de referencias bíblicas, ese discurso era más bien un sermón político pues, al fin, lograr que se hiciera justicia hacia los estadounidenses negros culminaría, según King, en que “la gloria del señor será revelada y todos los seres vivos la verán al mismo tiempo“. Estas palabras las extrajo el doctor King del libro de Isaías. La música además fue una parte importante del discurso del reverendo, pues no sólo cita una muy importante canción estadounidense llamada My Country, ‘Tis of Thee,  sino que, además, contiene los elementos repetitivos de la música gospel, esos que se gritan para recibir una respuesta que sea la repetición del primer elemento. Mucho se ha hablado de cómo las comunidades han adoptado la música gospel para fines políticos por su estrecha relación con el blues.

King le gritó a miles de personas durante su discurso:

Let freedom ring from the mighty mountains of New York.

Let freedom ring from the heightening Alleghenies of Pennsylvania.

Let freedom ring from the snow-capped Rockies of Colorado.

Let freedom ring from the curvaceous slopes of California.

But not only that:

Let freedom ring from Stone Mountain of Georgia.

Let freedom ring from Lookout Mountain of Tennessee.

Let freedom ring from every hill and molehill of Mississippi.

From every mountainside, let freedom ring.

Aquí urgía gritar, muchos lo hicieron, let freedom ring, al final de cada frase.

IhaveadreamMarines
Una foto de los asistentes el día que King pronunció su discurso

Una deuda que no se ha pagado 

Estados Unidos tiene un presidente negro y ha avanzado mucho en cuanto a derechos civiles se refiere, sin embargo, hoy en día, no se vive una era post racial en Estados Unidos, los negros siguen sin tener las mismas oportunidades a la hora de encontrar trabajo, la brecha de la distribución de la riqueza es enorme y las probabilidades de ser arrestado, siguen siendo mucho mayores para la comunidad negra. El problema viene de todas las esferas de la sociedad, y se magnifica cuando la comunidad negra ni siquiera tiene un lugar importante en los partidos.

comunidad negra representacion

La discriminación no se ha recrudecido en Estados Unidos, y aunque continúa siendo un problema de tejido social, de políticas públicas y derechos civiles, ha tomado formas mucho más sutiles. Está ahí en donde nada se hace para apoyar a las comunidades negras que sufren devastaciones naturales como en Nueva Orleans, está ahí cuando se criminaliza a alguien por llevar una hoodie, y también ahí cuando la gente se ríe, sea cierto o no, si Google cambia la búsqueda “white people stole my car“ por “black people stole my car“. La discriminación se ha vuelto, peligrosamente, parte de la neo cultura pop norteamericana.

Hoy, no se puede cumplir el sueño de Luther King si se segrega a las comunidades musulmanas, latinas y afroamericanas en Estados Unidos. Hoy, ese discurso de King, ese gospel político nos hace mucha falta en todas partes (también aquí cuando pensamos en la situación de los migrantes en nuestro país). Hoy más que nunca nos hace falta más gospel y menos segregación.

 Aquí el discurso completo en inglés, es corto y vale mucho la pena echarle una leída.