Con 108 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones, el Senado acaba de aprobar la reforma en telecomunicaciones.

Ahora debe ser avalada por al menos 17 congresos locales ya que la reforma es constitucional  es decir, se aplica a la ley de toda la federación).

Todo esto en medio de discusiones por los cambios hechos de último minuto.

Durante la aprobación, se desató una discusión entre panistas, ya que hubo algunos en pro y otros en contra de tal corrección.

Roberto Gil expresó que el cambio era una nimiedad, «incluso ridículo» y que lo único que buscaban los diputados que lo corrigieron era «corregirle la plana al Senado».

Mientras, Javier Corral tomó la palabra y dijo que Gil estaba actuando en defensa de intereses particulares en lugar del bien de la sociedad (¡Auch!).

«Hay que decir que Gil es brillante, pero hay que añadir: qué lástima»

Entre la calurosa discusión que tenía la bancada panista se efectuó enfrente de priistas y  perredistas (ese incómodo momento en el que hay discusión y no es entre diferentes partidos), hasta que el perredista Miguel Barbosa pidió moción de orden y el senador del PVEM, Pablo Escudero dijo:

«es muy interesante el debate entre los panistas, pero tenemos otras cosas»

Todavía debemos esperar a que aprueben la reforma los congresos locales necesarios.

****Vía Milenio