Éste fue un año de elecciones presidenciales en el mundo. Empezó con Taiwan en enero, siguió Rusia en marzo, Francia en mayo, Egipto en junio, México en julio, Venezuela en octubre, y ahora Estados Unidos cerró en noviembre.

¿Podrá ser un año que transforme radicalmente el futuro del mundo? Por el momento, nos interesa ver qué pasó el día de ayer en las elecciones de Estados Unidos y por qué los estadounidenses decidieron reelegir a su presidente por cuatro años más.

Mientras escribimos esta nota se siguen contando los votos, por lo que todavía no se tiene un resultado final oficial. Sin embargo, Obama ya ha superado los 270 votos electorales necesarios para ganar. Tiene 303 contra los 206 de Romney y el único estado que falta por definirse es Florida, que con el 97% de los votos reportados, 4,129,502 van para el presidente reelecto y 4,083,441 para el excandidato opositor.

La votación popular también la va ganando Obama, quien alcanzó y rebasó por más de 2 millones a su opositor. Hasta el momento, el demócrata tiene 59,925,390 contra los 57,245,739 del republicano.

Pero ¿por qué ganó la elección Obama? Se han dado tres razones principales:

-El sistema de salud que impulsó durante sus cuatro años que consiste en el Obamacare (ley federal de seguro médico), Medicare (seguro médico para personas de la tercera edad) y Medicaid (programa de apoyo para personas de bajos recursos).

-El voto latino que cada vez se vuelve más importante y fue prácticamente ignorado por los republicanos. Los votantes latinos ya representan el 11% del electorado y alrededor del 71% de ellos decidió dar su apoyo a Obama, mientras que Romney apenas obtuvo el voto del 25%.

-El rescate a la industria automotriz, que fue clave para ganar el estado de Ohio (cuya economía depende de dicha industria), entidad que le dio el triunfo al presidente.

Durante su campaña, Romney se había pronunciado en contra del rescate a la industria automotriz y del sistema de salud impulsado por Obama, por lo cual perdió el apoyo de todos los trabajadores industriales de estados como Ohio, Michigan, Wisconsin e Illinois, así como de buena parte de las personas de la tercera edad que se han visto beneficiado por los programas de seguro médico.

El mapa electoral es muy similar al de hace cuatro años. A reserva de lo que suceda en Florida, Obama sólo perdió North Carolina, Indiana y un distrito de Nebraska. Esto habla de que los primeros cuatro años del presidente fueron apreciados, o de que los republicanos no han sabido cómo adaptarse al nuevo panorama electoral que cada vez es más dominado por las minorías.

Ahora veamos qué pasó con el poder legislativo.

Por tercera vez consecutiva, los demócratas volvieron a ganar el Senado. En 2008 ganaron 57 de los 100 lugares; en 2010 fueron 53 y ahora van 52 y faltan 3. La Cámara de Representantes es una historia diferente. En 2008 los demócratas lograron el control total con 257 lugares de los 435 totales. En las elecciones intermedias perdieron la mayoría y los republicanos ganaron con 242. En esta ocasión, los demócratas no lograron recuperar el control y volvieron a perder frente a los 231 lugares que ganaron los republicanos.

Así que Obama tendrá que negociar con los republicanos para poder pasar las reformas y ya hay una larga lista como la migratoria, la de control de drogas y de armas.

Y bueno, para ver un reporte más completo les recomendamos los especiales sobre las elecciones de Jon Stewart y The Colbert Report en Comedy Central, que desde la mañana de hoy ya están disponibles.

Por Julián González de León Heiblum (@JulianBuba)